Línea Esotérica

¿Qué es un médium y cuáles son sus poderes?

Todos hemos escuchado hablar de la palabra médium como una persona que tiene capacidades que se consideran paranormales, pero no todos sabemos qué implica su poder y hasta dónde puede llegar.

En el sentido más general un médium es una persona que tiene facultades mentales paranormales que le permiten comunicarse con espíritus del más allá.

El término “médium” proviene del hecho de que estas personas actúan como mediadoras en la consecución de fenómenos parapsicológicos, es decir, como un puente entre distintos planos de existencia que podría permitir la comunicación con el mundo de los espíritus.

 

mediumnidad

 

Sin embargo, ser médium o tener facultades psíquicas, no tiene por qué ser simplemente hablar con espíritus, sino también incluye la videncia, sanación, premoniciones, intuición, etc. Un médium puede desarrollar uno o varios tipos de facultades psíquicas o paranormales.

Un médium puede tener cualquier género, edad, educación o cultura, de hecho, estos poderes se pueden activar en cualquier momento de la vida. A un médium simplemente le es posible establecer contacto con su subconsciente y desde allí acceder a realidades no ordinarias y eventualmente transmitir el mensaje.

¿Cómo saber si tienes poderes de médium y qué hacer?

Uno de los síntomas más comunes de que tenemos alguna capacidad extrasensorial es cuando se es más sensible que otras personas al frío y los cambios sutiles de temperatura. Luego están los escalofríos frecuentes, cambios de humor bruscos, ver sombras, sentir la energía de otra persona y tener sueños premonitorios.

 

médium poder

 

Normalmente, cuando una persona empieza a darse cuenta de que esto le sucede, ocurre como una explosión en su interior. Si eres de estas personas, te podemos aconsejar que aprendas a diferenciar las energías positivas y negativas para que puedas atraer a entes buenos y mantenerte protegido.

Ver espíritus o comunicarse de alguna manera con ellos no es siempre una experiencia agradable y no debe significar un sacrificio para ayudar a otros. Si deseas desarrollar tu don, lo más recomendable es que lo hagas muy despacio ya que al principio la experiencia estará llena de altos y bajos, es cuestión de tomar el truco.

Hay personas que, por naturaleza, llevan bien su mediumnidad, pero otras que desean alejarse de ese don. Al principio el médium se encuentra desbordado, no controla su facultad y su vida se vuelve un poco problemática. Tener el don ayuda, pero hay que aprender a controlarlo.

La intención y actitud siempre deben estar enfocadas en la luz. Debes pensar que, al igual que sientes entidades molestas, cuando controles tu don también podrás sentir los espíritus guías que te serán de mucha ayuda en tu vida.

La luz siempre es más fuerte que la oscuridad, pero cuando se toca la oscuridad cuesta mucho deshacerse de ella. Por eso jamás debes abrirles la puerta a espíritus de bajas vibraciones. Si te mantienes en la luz puedes conseguir que esos espíritus te dejen de molestar y te obedezcan.

 

poderes medium

 

Cuando aprendes a ignorarlos ellos se van, pero debes ser muy firme y no sucumbir ante la novedad. Sin embargo, la primera protección que debes tener para no dejarte afectar por entes malignos es limpiar toda oscuridad, como traumas pasados, conflictos, bloqueos, etc. Una vez que te liberes de toda energía negativa, será muy difícil que los malos espíritus te molesten.

Hay que tener especial cuidado con los familiares o seres queridos fallecidos de llegar a contactarlos, ya que no necesariamente son guías espirituales o ángeles. Puede que no haya hecho la transición a la luz y en vez de favorecer, te perjudiquen. Hay que dejar las emociones fuera e intentar ayudarlos a estar en paz.

Los médiums son canales, normalmente no es posible elegir con quién hablar ni los espíritus pueden comunicarse o estar a la disposición todo el tiempo.

Hay quienes tienen unas facultades más fuertes que otros, así como unas habilidades más desarrolladas que otros. Por eso, si quieres desarrollar tus capacidades extrasensoriales, debes trabajarlas constantemente para conocerlas mejor. Uno de los ejercicios más comunes para ello es practicar la meditación.

 

como despertar el tercer ojo

Los médiums más poderosos

Como hemos dicho, algunos de los poderes más comunes de los médiums consisten en facultades mentales o espirituales que les permiten conectar con otros planos o niveles de realidad y existencia. Sin embargo, existen otros llamados médiums de efecto físico que mediante su energía llegan afectar la materia física, causando fenómenos de telequinesis, psicoquinesis, levitación, teletransportación, entre otros.

 

 

Los más poderosos incluso llegan a abrir portales y aportar energía suficiente para que entes de otras dimensiones se hagan visibles en nuestra realidad, o permitir la llamada “posesión” de su propio cuerpo por parte de esos seres.

Según los conocedores, para acceder a estos poderes el médium debe entrenarse para desarrollar de manera controlada la entrada a estados de conciencia alterados en los que la mente es capaz de liberarse de esta realidad y acceder a la información más allá de los sentidos.

Tipos de comunicación de los médiums

Los seres con los que el médium se comunican pueden ser personas fallecidas, demonios entidades espirituales de otras evoluciones o dimensiones, seres extraterrestres e incluso personas vivas a las que se une con lazos telepáticos y que pueden estar necesitando ayuda en ese momento.

No todos los seres con los que se contacta son buenos, ni malos, sino que cada uno tiene sus intereses, como ocurre en nuestra realidad. Algunos buscan dejar una enseñanza, un mensaje para un familiar, entender lo que ha sucedido (si se trata de un fallecido), localizar a una persona con la que se tiene un conflicto. Otros seres pueden presentarse para molestar o atacar a los presentes y causarles temor.

 

clarividencia poderes

 

Dentro del espectro de capacidades de comunicación de los médiums está la telepatía con el ser que se le presente y luego se transmite el mensaje, a este se le llama “médium telepático”. También está quienes escuchan las voces de los espíritus, sin ver o escuchar sus pensamientos, esta es la llamada clariaudiencia.

Por otro lado, el médium puede permitir que el ente tome su cuerpo parcial o totalmente para transmitir su mensaje. Además hay otros que transmiten mensajes mediante la escritura automática, es decir, el mensaje se transmite a través de la escritura en un papel o incluso dibujos.

Por último, están los médiums más poderosos que, como ya dijimos, pueden manifestar físicamente la presencia de una entidad, hacer levitar objetos, teletransportarlos  o producir fenómenos telequinéticos o psicoquinéticos.

Es importante aclarar que hay quienes pueden poseer varios tipos de comunicación con entes o mensajes del más allá, como ver imágenes que les muestran los espíritus, al mismo tiempo que escuchan algunas de sus palabras y escriben mensajes en una libreta. Otros necesitan de algunas herramientas como el tarot, el péndulo, runas, etc., para canalizar sus poderes y transmitir los mensajes con mayor claridad.

 

clarividencia mediumnidad

 

¿Crees que podrías desarrollar poderes de médium?

Puntuación